Descripción

Misterio, conspiraciones y mucho más

lunes, 27 de octubre de 2014

Me visitan por las noches

Hola amigos, hoy os traigo la primera entrada de la sección Testimonios de lo Desconocido. Antes de nada decir que la persona que me contó su vivencia es muy allegada a mí, por motivos de intimidad me pidió que no revelase su identidad ni la relación existente conmigo.

Bien, lo primero de todo, si os da cosilla el tema de los visitantes de dormitorio, ya sabéis, esas visitas no deseadas dentro de nuestra habitación cuando estamos durmiendo, simplemente dejad de leer la entrada. Mi intención no es disfrutar haciendo que os sintáis asustados. Eso se lo dejo a Hollywood y a sus películas de terror absurdas.

Bien, la protagonista de esta historia es una persona cercana a mí, bastante conocida. De hecho estuvo varios días viviendo en mi casa. Sin embargo, me pidió tras contarme su historia que no dijese quien es por motivos obvios.

Un día estando yo en mi habitación esta persona se me acercó y me preguntó si me podía contar algo que llevaba tiempo ocurriéndole, de hecho le pasaba desde toda la vida. Me hizo jurar y perjurar y perjurar que no me reiría ni me mofaría por su experiencia. Cuando vio que podía confiar en mí comenzó a contar sus vivencias.

Desde su más tierna infancia esta persona sufre un episodio que no deja de repetirse en su vida, es una mezcla de sueños lúcidos y de los llamados visitantes de dormitorio. El caso es que en mitad de la noche se despierta, siempre está boca arriba al despertar, pero no es un despertar agradable, al despertar su cuerpo no le pertenece, es incapaz de moverse o gritar para pedir ayuda, es lo que se conoce como la parálisis del sueño. Hasta aquí decir que a mucha gente ha pasado por esta experiencia, en principio si nos ponemos tranquilos y nos relajamos esta sensación pasa y bien nos quedamos dormidos tras sufrir esta parálisis o nos despertamos. Bien, la cosa no acaba aquí, de hecho no es más que el principio. Una vez que la parálisis se ha apoderado de su cuerpo comienza a oír el sonido de arrastrar cadenas y de uñas arañando las paredes, también escucha golpes y una especie de voces que gritan. Después nota como se abre la puerta de su habitación, la temperatura baja considerablemente al mismo tiempo que nota la presencia de tres seres entrando en la habitación. Dos de estas presencias son menores (no supo explicarme si eran menores en tamaño o en rango, puede que tal vez lo fuesen en ambos casos), estos dos seres, los llamaremos así, se colocan cada uno a uno de los lados de la cama. El tercero mucho mayor que los anteriores se coloca a los pies de la cama, se inclina sobre ésta y comienza a gatear en la cama, comienza a los pies de la cama sobre la persona que nos da este testimonio y comienza a reptar sobre su cuerpo. Imaginad el peso de una persona sobre nosotros, ahora imaginad que además sabéis que estáis solos en la habitación y para colmo no podéis ni moveros ni gritar para pedir ayuda. Bien, si por si todo esto fuese poco, el ser más grande se queda tumbado sobre su pecho y pega su cara a la de nuestro testigo. Nuestro testigo no ha visto el rostro de este ser, afirma que es incapaz de abrir los ojos, simplemente reza esperando a que todo pase.

Bueno, pero no todo acaba aquí. Su experiencia me la contó el tiempo que estuvo viviendo en mi casa, es más, me lo contó porque le acaba de pasar la noche anterior. Sin embargo, una cosa cambiaba en mi casa. Los dos seres menores no se colocaban a cada lado de la cama, lo hacían ambos en el mismo lado. Ésto se explica porque la habitación en la que dormía la cama está pegada a la pared. Así que esto nos desvela algo que podría ser aterrador: Si sólo es un sueño ¿Por qué se adapta tan bien a la realidad de la habitación?


ufo3


Una vez acabó de contar su experiencia me dio su opinión y su punto de vista. En su opinión todo estaba relacionado con la religión ya que sus raíces cristianas son muy profundas. Me dijo que creía que eran pruebas que le ponía Dios para comprobar que no se le quebraba la Fe. A las tres entidades las relacionaba con demonios venidos del inframundo. Intentaba hacer frente al fenómeno con oraciones, colocando un rosario en el cabezal de la cama e incluso con la colocación de estatuillas de Santos en la mesita de noche. Tras escucharle le expuse que bien podía ser un fenómeno natural, como se cree que es la parálisis del sueño, o bien otra cosa distinta. A partir de este momento la conversación acabó degenerando pues acabamos hablando de abducciones e hibridaciones entre especies. Pero una cosa me quedó clara, dependiendo de las creencias, o ausencia de éstas, la explicación a un mismo fenómeno varia de una manera abrumadora. Si nuestra religiosidad es muy grande enseguida lo atribuimos a experiencias religiosas, ya sean buenas o malas, si creemos en el fenómeno OVNI podremos creer que se trata de abducciones, si vemos conspiraciones por todo podemos creer que es el propio gobierno que nos envían a agentes para hacernos olvidar hechos o inyectarnos falsos recuerdos, por último, puede que directamente no creamos en nada y que lo atribuyamos a un proceso común que se da cuando estamos en el estado de duermevela.

Bien amigos, y así acaba la entrada con la que inauguramos esta nueva sección. Espero que esta vivencia os haya parecido tan interesante como me pareció a mí cuando me la contaron. Pero, decidme, ¿Qué os ha parecido? ¿Os parece interesante esta sección? ¿Qué creéis que sucedió realmente? ¿Fueron demonios, extraterrestres? Ya sabéis que me encanta saber vuestra opinión, que comentéis, que añadáis datos, que cuestionéis todo aquello que no os cuadre. Ya sabéis que en este modesto blog sois libres de preguntar u opinar sobre aquello que os ha gustado o disgustado, es más me encanta que lo hagáis.

Bueno, aquí es donde un servidor se despide. Espero, como siempre, que esta entrada os haya gustado. También espero que me disculpéis por mi largo periodo de inactividad. Sea como sea, me despido. Os mando un #AbrazoConVendas:.
Dame tu voto en HispaBloggers!