Descripción

Misterio, conspiraciones y mucho más

jueves, 22 de enero de 2015

La "restauración" de la máscara de Tutankamón

Hola amigos, hoy os traigo una noticia real y de actualidad. Aquéllos que me conozcan sabrán que soy un incondicional amante de todo aquello que tenga relación con el Antiguo Egipto. Por eso me dispongo a contaros el desastre que se ha hecho con la máscara funeraria de nuestro niño Faraón.

Bien, resulta que la máscara de Tutankamón, sí aquella máscara que formaba parte del complejo funerario que Howard Carter encontró en 1922 en el Valle de los Reyes, ha sido dañada irremediablemente. Los conservadores del Museo de Antigüedades de Egipto han descubierto que la barba de lapislázuli de la máscara fue pegada con cianocrilato, al parecer la barba se desprendió de la máscara y a los empleados del museo no se les ocurrió otra genial idea que la de pegar el trozo de barba con super glue... bien, si eso no era un crimen de por sí, resulta que el entusiasta que pegó la barba no tenía ni idea de como debía aplicarse el pegamento. Gracias a nuestro anónimo artista tenemos una separación de unos cuantos milímetros entre la barba y la barbilla de Faraón, esa separación está cubierta por el pegamento semi traslucido solidificado. Para más irritación parece que el exceso de pegamento fue lijado y también parte de la barbilla y barba de Faraón. Si ya de por sí es difícil solucionar lo del pegamento, los que trabajéis a menudo con el cianocrilato lo sabréis, hay que añadir que tanto el oro como el lapislázuli de la máscara han sido arañados por la lija. Resumiendo tremendo desastre y tremenda chapuza, y todo esto por no dar aviso a restauradores profesionales.

Lo más gracioso es que ahora todo el mundo se echa las culpas entre sí, por una parte algunos de los trabajadores del Museo dicen que la barba se desprendió sin más de la máscara, otros por el contrario dicen que sucedió el año pasado mientras estaban renovando algunas de las salas del Museo. Sinceramente, ahora mismo me da igual como sucedió el desprendimiento de la pieza Real, lo que me molesta y me duele en el alma es que han destrozado una de las piezas más representativas del Antiguo Egipto. Muchos dirán que me exalto por nada, pero creedme cuando os digo que no hay pieza igual y menos de esas fechas. Aquí lo que parece es que la barba se rompió por un accidente y se intentó tapar el estropicio pues no se avisó al Ministerio de Antigüedades para que el rostro de Faraón fuese entregado al equipo de restauradores.
Lo peor de todo es que ésta no es la única pieza de esta gradiosa civilización que se ha estropeado en ese Museo. Miles de piezas pueden estar corriendo o haber corrido la misma suerte que la barba de Faraón pues no hay control alguno sobre la mayoría de las obras allí guardadas. La mayoría de las piezas están tiradas de cualquier manera en los almacenes y varias de las salas de visita. Es decir, cerca de 100.000 piezas están amontonadas unas sobre otras con una pésima identificación, a veces está escrito en árabe otras en inglés o ruso, y bajo una inmensa capa de polvo. Así que no nos sorprendamos si nos vuelven a decir que alguna obra "importante", recordemos que todas ellas lo son, ha sido encontrada con desperfectos.
Es cierto que el Museo fue abierto en 1902 en un país que lleva muchísimos años con inestabilidad política, cierto también es que sufrido varios saqueos como el sufrido en el año 2011 tras la que fue llamada Revolución Egipcia que acabó con la expulsión de Mubarak del poder. También en mitad de la Revolución Egipcia sirvió de centro de detención del ejército. Vamos la cosa no ha sido calmada ni mucho menos. De hecho lo que me extraña es que algo así no se haya producido antes. Que seguramente se habrá producido en más de algunas piezas "menores", pero claro, esas no tienen el renombre de la máscara funeraria de el niño Faraón.
Ahora mismo la única luz que vemos los amantes de esta civilización es la cercana finalización de las obras del que será el futuro museo de Egipto, el Gran Museo de Egipto. Este museo estará situado no muy lejos de las tres Pirámides. Ahora lo que temo es que en el traslado de las más de 100.000 piezas se sufran más accidentes.
Bien amigos, me despido aquí. Espero que comprendáis porqué he añadido esta entrada en un blog que versa sobre misterios y conspiraciones. Como ya he dicho al principio soy un apasionado de esta civilización y me he visto impulsado a crear esta entrada. ¿Qué opináis de este descosido? ¿Os sucede cómo a mí? A mí ya no me importa el porqué de la ruptura de la pieza si no el hecho de hacer una reparación tan chapucera. Amigos, pararé aquí aunque mi indignación me acompañará durante unos días. Sed buenos y recivid un triste #AbrazoConVendas:.
Dame tu voto en HispaBloggers!